Despacho gratis RM sobre $29.990. Condiciones
Envío gratis regiones sobre $44.990. Condiciones
Despacho en menos de 3 horas. Ver comunas
Si no te gusta te devolvemos tu $. Condiciones

Buscar

Cuando lavas tus platos, es común que comiences con los platos grandes y dejes los vasos para el final.

¡Error! Los vasos son lo primero que tienes que lavar, ya que si empiezas antes con los platos o las ollas, la esponja acumula residuos de grasa y otros alimentos, perjudicando el lavado de los vasos si los dejas para el final.

Imagina que lavas primero los platos llenos de salsa o grasa, y luego pasas a los vasos…..IIIUUUUU llenos de grasa🥴… Esto puede dejar un sabor desagradable en los vasos y, además, puede ser menos higiénico. Comenzando por los vasos, te aseguras de que estén completamente limpios y libres de cualquier residuo no deseado.

Muchos ven un producto de limpieza, nosotros la forma de cambiar el mundo.

El orden ideal

Después de los vasos🥛, sigue con los cubiertos, luego con los platos y por último los sartenes y utensilios más grandes. Además, este orden te permite optimizar el proceso de lavado, ya que los cubiertos y los vasos suelen requerir menos tiempo y esfuerzo que los platos más grandes y las ollas. 🍽️

Tip adicional

Después de lavar y enjuagar todo, asegúrate de darle a los vasos un último enjuague con agua caliente y deja escurrir el excedente, para que sea mucho más fácil secarlos y para que no queden con manchas de gota de agua 💦.